Ficha

País

USA

Año

2009

Título original

Up in the air

Duración

109min

Dirección

Jason Reitman

Guión

Jason Reitman, Sheldon Turner

Reparto

George Clooney, Vera Farmiga, Anna Kendrick, Jason Bateman, Danny McBride

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Up in the air
Autor: malabesta
Fecha: 23/01/2010.
Póster Up in the air

Up in the air

Digerido por malabesta

Aparentemente, el objetivo de Hard C Productions, la compañía de Jason Reitman es "Hacer comedias pequeñas y subversivas, independientes pero accesibles". "Up in the air" se adapta perfectamente al lema, hace bueno su Globo de Oro al mejor guión adaptado, y su más que probable nominación al mismo Oscar.

Ryan (George Clooney) se gana la vida despidiendo a gente. Cuando cualquier jefe del país no quiere mancharse las manos con la sangre de un empleado, Ryan coge un avión y se encarga de ello. Así que en los tiempos que corren, se pasa la mayor parte del tiempo en el aire, con lo que está a punto de conseguir su objetivo: diez millones de millas viajadas. Contento con su estilo de vida desapegado y sin ataduras, todo se puede venir abajo por causa de Natalie (Anna Kendrick), que pretende implantar en la empresa un nuevo sistema de tele-despido que podría dejar a Ryan en tierra para el resto de sus días.

Después de "Juno", en la que sólo fue el director, Reitman vuelve a doblar papel en "Up in the air". Al igual que para "Gracias por fumar", convirtió la adaptación un libro del mismo título en el guión que luego él mismo dirigiría. Y las similitudes entre las dos películas no terminan ahí. Además del mismo tono y el mismo estilo de comedia suave -aunque en ésta la escala de los acontecimientos es un poco más pequeña- ambas comparten a un protagonista muy parecido: un hombre de éxito que vive al margen de la moralidad bienpensante.

Mientras en "Gracias por fumar" Eckhart daba la cara el público y los niños enfermos por las tabacaleras, que forman junto al calentamiento global y la iglesia la malditísima trinidad de cualquier moderno que se precie, aquí Clooney interpreta a un hombre que se gana la vida cargándose la de otras personas, dando la cara ante la clase trabajadora por sus jefes cobardes y que defiende una filosofía personal -es uno de esos que dan charlas motivacionales- rayana en el más grande de los egotismos y que en general sólo piensa en sí mismo.

Aunque podría parecer que el "a cada uno lo suyo" impera en el cine del canadiense -liberal confeso- no por eso Reitman intenta hacernos creer que todo vale: en "Up in the air" pulula una sátira nada oculta de la nueva cultura empresarial, sus reuniones, la infame e hipócrita corrección política de su neolengua y esas horribles presentaciones con las que se adoctrinan unos a otros. Además, y aquí está el quid de la cuestión, sus protagonistas siempre han de hacerse responsables de los resultados de sus acciones (por lo general debido a la aparición de una o más mujeres en su vida) y han de pasar por un examen de conciencia del al final salen reconvertidos, aunque sin abandonar sus aparentemente amorales principios.

La película se sustenta maravillosamente en George Clooney que, muy por encima de sus encarnaciones de Danny Ocean, saca aquí a la palestra todo el carisma y charm del que es capaz. Es necesario para que un personaje que a priori pudiera resultar repulsivo se aceptable y hasta encantador, cosa que Clooney consigue magistralmente. Sus interacciones con las mujeres del reparto, Vera Farmiga y Anna Kendrick, son también muy notables, y Reitman consigue -al más puro estilo Woody Allen- que más de hora y media de diálogos ininterrumpidos resulte entretenida.

En fin, una muy buena película y una más que agradable comedia, recomendada para todos aquellos cansados de doctrinas.
Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion