Ficha

País

USA, Alemania

Año

2006

Título original

RV

Duración

98min

Dirección

Barry Sonnenfeld

Guión

Geoff Rodkey

Reparto

Robin Williams, Cheryl Hines, JoJo, Josh Hutcherson, Jeff Daniels

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de ¡Vaya vacaciones!
Autor: bronte
Fecha: 03/07/2006.
Póster ¡Vaya vacaciones!

¡Vaya vacaciones!

Digerido por bronte

No es “¡Vaya vacaciones!” una película que vaya a ser recomendada en “Días de cine”. Así que la podríamos comparar con unas zapatillas de esparto, al lado de unos “Manolos”. No será tan profunda, intelectual, ni con tanto mensaje como una de Lars Von Trier, pero desde luego es mucho más entrañable y sobre todo más cómoda. Pueden dejar las gafas de pasta en casa.

En general, el filme recurre a todos los tópicos que se le suponen a una historia así. Una familia urbanita y sofisticada, cambia sus tremendas vacaciones en Hawai por recorrer el país en una autocaravana. Por supuesto, mujer e hijos, se muestran en tremenda oposición a este cambio de planes. Pero el padre aduce que quiere pasar tiempo con su familia, tiempo que les ha arrebatado por culpa del trabajo. Pero es todo mentira; en realidad alquila la autocaravana para poder seguir trabajando, so pena de despido. Para rematarlo, toda la travesía la hacen acompañados de otra familia de rednecks o catetos, que en el estereotipo cantan country y van con botas camperas y todo eso.

Así que ahí lo tienen. Tópico uno: el padre abandona a su familia por el trabajo y todos pasan ya de él. Tópico dos: el padre los abandona porque sino ellos no podrían tener el ritmo de vida que tienen, pero por supuesto eso no lo entenderán hasta el final. Tópico tres: los urbanitas acostumbran a ser gente bastante torpe y altiva. Tópico cuatro: no debemos juzgar a la gente por su apariencia hortera o maullidos a la hora de cantar, pues acostumbran a tener buen corazón. Moraleja: hay que ser puro de corazón y cuidar la familia.

La verdad es que podría decir que con estos mimbres ya se imaginan qué tipo de película y es. Y lo podría decir porque por una parte es cierto, aunque por la otra, no. Les puede salir una película muy divertida, o un somnífero. En esta ocasión se han decantado por el tono familiar, sí, pero aderezado con el slapstick y con el clown. De paso, los diálogos son bastante rápidos e ingeniosos, dentro de lo que cabe. Y el casting no sólo es acertadísimo, sino que incluso está muy bien dirigido. En otras palabras y para que se me entienda, Robin Williams no se transmuta en un dolor de muelas. De hecho resulta bastante gracioso. Y que no sirva de precedente.

Enfrente está Jeff Daniels como el paleto del banjo, y como ustedes ya saben, este hombre hace todo. Lo mismo se le ve en un drama como “Una historia de Brooklyn”, como encajándose el sombrero vaquero aquí. Así que una película que sin ser nada del otro mundo, se deja ver, y arrancará alguna risa. El director, Barry Sonnenfeld, por si a alguien le sirve de consuelo, también es el responsable de éxitos como “La familia Addams” y los “Men in black”.

Recomendada para campistas, gente sin lugar a dudas admirable. Puntuacion