Ficha

País

USA

Año

2006

Título original

Deck the halls

Duración

95min

Dirección

John Whitesell

Guión

Matt Corman, Chris Ord

Reparto

Danny DeVito, Matthew Broderick, Kristin Davis, Kristin Chenoweth

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Un vecino con pocas luces
Autor: bronte
Fecha: 05/01/2007.
Póster Un vecino con pocas luces

Un vecino con pocas luces

Digerido por bronte

Danny DeVito pasa por ser uno de los genios de Hollywood. Como productor le debemos obras como "Gattaca" o "Pulp Fiction" y en el aspecto de la interpretación ha estado presente en películas del nivel de "L.A. Confidential" o "Big Fish". Su nombre también se halla asociado a productos que puede que no rocen la excelencia pero que han concitado el aplauso del público y la no ira de los críticos. Puestas así las cosas no hay quien entienda qué pinta en "Un vecino con pocas luces".

Otro misterio de este producto, aunque este ya es más en plan general, es cómo es posible que Matthew Broderick haya encontrado su nicho (y nunca mejor dicho) en el humor, cuando el hombre tiene más bien un estilo patibulario, pero en todo caso, no es él lo peor de la película.  Por muy buena intención que yo le ponga a los productos faltos de toda pretenciosidad (la sencillez, esa virtud tan olvidada), es que cansa ver una y otra vez la misma película. Sería muy fácil remitirles a críticas como "Doce en casa" y otras tantas, pero sería en cierta forma injusto porque "Un vecino con pocas luces" es a todas luces peor. Aunque sólo sea por la requetepoquísima originalidad.

El caso es que un vecino muy navideño, Matthew Broderick, sufre el acoso de un nuevo vecino en el barrio, Danny DeVito, que se empeña en ser más navideño aún. El vecino 2 para más enjundia, tiene un problema de falta de concentración, y no acaba nada en su vida. Cuando por fin se decide a concluir una sola cosa, esa cosa es que su iluminación navideña sea visible desde el espacio, contribuyendo al despilfarro energético y a la contaminación lumínica. Aquí es cuando se hace la luz sobre el explicativo título en español. La película se compone a partir de entonces de una sucesión de gags, estilo corta y pega, todos ellos sin gracia en general, exponiendo la rivalidad entre los dos disminuidos. Iba a escribir que quizás alguien podrá sonreir en alguna ocasión, pero mejor pensado, no. Es humanamente imposible que un ser humano encuentre placer en esto.

"Un vecino con pocas luces" corresponde a ese tipo de película que acaba enfadando mucho al/ a la  espectador/a inteligente obligado/a a ver la película quiera o no. O sea, resumiendo, a un/a crítico/a de esta página. Y esa soy yo, resumiendo aún más. Y no porque sea especialmente mala, sino porque es una película prefabricada que en gran parte de sus presupuestos confía en la estulticia infinita del espectador a la hora de llenar los bolsillos de los productores y demás tunantes que han tomado parte en ella.

Ni siquiera Danny DeVito es capaz de explotar su vis cómica en un producto de este tipo, y Matthew Broderick hace juego con el tapizado del sofá. Temo que cada vez es más evidente que Kristin Davis, Charlotte en "Sexo en Nueva York" ha tocado techo y empieza a acusar su falta de registros interpretativos, y ho-ho-ho ya no tengo nada más que añadir.

Eso sí, la cosa más o menos transmite la pasión, ilusión y entrañabilidad con que se vive la Navidad en el noreste americano. Punto. Recomendada para gente que es capaz de competir hasta en quién ve más películas malas.  Puntuacion