Ficha

País

Japón

Año

1999

Título original

Kikujiro no natsu

Duración

121min

Dirección

Takeshi Kitano

Guión

Takeshi Kitano

Reparto

Takeshi Kitano, Yusuke Sekiguchi, Great Gidayu, Rakkyo Ide, Nezumi Mamura

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de El verano de Kikujiro
Autor: malabesta
Fecha: 18/11/2006.
Póster El verano de Kikujiro

El verano de Kikujiro

Digerido por malabesta

Si en "Easy rider" en lugar de drogas hubiesen consumido gominolas en igual cantidad, probablemente el resultado se hubiese parecido a "El verano de Kikujiro", la extraña road movie de Takeshi Kitano.

Kitano es un individuo bastante constante, incluso hasta repetitivo. Delincuentes, viajes, cierto punto violento, personajes asociales que atacan la ritualizada sociedad japonesa... todo está en todas sus películas. De nuevo da vida a un (probable) yakuza, de nombre Kikujiro y que por avatares del destino ha de acompañar a un niño llamado Masao (Yusuke Sekiguchi) a buscar a su madre. En lugar de ir arrancándole los ojos a los transeúntes hasta que uno de ellos cante y le diga donde está la madre, que sería el modus operandi de su personaje típico, en "El verano de Kikujiro" Takeshi deja ver su lado un poco más sensible. Y aunque la trama de la película está compuesta por elementos claramente tristes, el tono general es de comedia, o algo por el estilo. Takeshi comenzó su carrera como humorista, y entre otros muchos programas, con "Humor amarillo". Aquí reaparece esa vena de comediante un tanto sádico, que basa sus chistes en constantes humillaciones a los personajes secundarios y a sí mismo. Sólo falta que aparezca el grano gigante de café para echarse un combate de sumo.

El principal problema del guión es su prácita inexistencia. Si bien la historia se podría resumir en una redacción de "Qué hice estas vacaciones", Kitano la estira hasta las dos horas, principalmente introduciendo numerosos gags cómicos a lo largo del metraje, con densidad creciente a medida que la película se acaba. Está estructurada en capítulos, que a su vez se dividen en escenas, generalmente conteniendo cada una un chiste visual. A través de ellas se va dejando ver la historia principal, pero llegados a un punto ésta parece terminarse y la película se convierte en un especial de fin de año. Llama la atención además el afán que parece poner Kitano en sacar a sus secundarios bailando desnudos o ligeramente vestidos. Hay momentos que aquello más parece un Love Parade que una película.

Como director, Kitano también es bastante constante. Una cámara prácticamente inmóvil, que se agradece mucho en estos tiempos de DOGMA y MTv, acompaña a una curiosa técnica de montaje, por la que se nos muestran los preparativos de un evento, y tras un abrupto corte las consecuencias del mismo. Por lo general, además, a través de planos en los que nadie se mueve. "El verano de Kikujiro" en más de una ocasión parece que tiene mucho que agradecerle, al menos visualmente, al mundo del cómic.

Donde probablemente la película falle más sea en las actuaciones. Por un lado están muy lejos del gusto occidental, y por otro tenemos a un niño que es incapaz de mover un solo músculo de la cara y a Kitano, que parece que todavía se estaba recuperando del accidente de moto que le paralizó la mitad de su cara. Su humor totalmente visual, de golpes y porrazos, no termina de cuajar. Claro que en su momento, después de haber dirigido y protagonizado una película tan dura como "Hana bi", ver a Kitano haciendo el ganso en una piscina tendría un poco más de gracia.

En fin, una comedia que se hace aburrida por momentos, pero que será la única película de Kitano que pueda enseñarle a sus hijos hasta que éstos se afeiten. Recomendada para los de "Vacaciones Santillana".

Puntuacion