Ficha

País

USA, UK, Canadá

Año

2008

Título original

Watchmen

Duración

163min

Dirección

Zack Snyder

Guión

Reparto

Patrick Wilson, Malin Akerman, Billy Crudup, Matthew Goode, Jackie Earle Haley, Jeffrey Dean Morgan

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Watchmen
Autor: malabesta
Fecha: 06/03/2009.
Póster Watchmen

Watchmen

Digerido por malabesta

A medida que los rollos de "Watchmen", la nueva película del visionario director de "300", iban pasando, a mí no paraba de venírseme a la cabeza una camiseta que me compré hace unos años. Completamente negra, lo único que la hace particular es que un rótulo en su delantera reza: "Movies: Ruining the book since 1920". Aunque arruinar es una palabra un poco fuerte, sea ése mi resumen para aquellos que quieren una opinión rápida o prefieren saltarse el texto -lleno de destripamientos- que sigue a continuación.

Me confieso devoto admirador del cómic original, obra cuya uno problema es lo mucho que pesa la edición de un tomo. Evidentemente esto hace que mi visión de la película sea sesgada. No se preocupen; de no haber leído el "Watchmen" de papel, sinceramente opino que la crítica hubiese sido mucho peor. El mayor problema de la película es que intenta mantenerse fiel al original, a la vez que pretende condensar la compleja historia en algo más de dos horas y media. A resultas de todo esto, no creo que se entienda nada.

Para los que llevamos la lección aprendida de casa, "Watchmen" parece en sus buenos momentos el tráiler de una película más larga y mejor. Lo entrecortado del desarrollo, en parte debido al extenso uso del flashback, la casi omnipresente voz en off de Roschach y cierta tendencia a los montajes musicales acentúan mucho este efecto.

El guión avanza a borbotones. Una de las grandes virtudes del cómic es el mundo ficticio compacto y consistente que crea -por necesidad- en base a la rica historia que hay previa a los acontecimientos que se narran en él, lo que le da profundidad a todos los personajes y ambientes, por muy secundarios que sean. En la película, por ejemplo, todo esto se resume en los créditos iniciales, que rápidamente dan paso a una pelea de resultado anunciado pero que ocupa tanto tiempo o más como la presentación del rico mundo en el que se desarrollará todo. Esta descompensación entre acción y narración se mantiene en todo el metraje. El clímax final probablmente ocupe tanto como la escena de sexo entre los dos protagonistas principales que, para qué negarlo, es la cosa menos elegante y más fuera de lugar que yo he visto en el cine desde la de "Team America".

Los problemas de adaptación no terminan ahí. No hay tiempo para los seis personajes principales, y en el reparto los que más perjudicados salen son Espectro de Seda y Ozymandias. Mientras que sin la primera -que no pasa de ser un florero- se vive bien, el segundo es fundamental en la película. Únanle que Matthew Goode es una elección de casting bastante dudosa y que el diseño del personaje se resiente mucho del cambio de formato y de la imagen ochentera impostada que luce, y entenderán que "Watchmen" queda herida de muerte, puesto que el desenlace de la trama deja completamente frío.

Este final también ha sido retocado, pero de manera interesante aunque mal explotada. "Watchmen", al igual que "Superman returns" termina postulando que de existir, un superhombre como el Dr. Manhattan (o Superman) terminaría indudablemente en convertirse en un Dios muy similar al del Antiguo Testamento, que no duda en impartir justicia con su espada flamígera (o visión de láser o lo que toque).

En cambio en lo visual, la película despunta. El visionario director de "300" postula en ésta su candidatura al título de rey de la acción. En un mundo en el que todo el público ha estado expuesto al cine de Hong Kong y ha visto a gente como Tony Jaa o Bruce Lee, sólo hay dos salidas para los actores tradicionales metidos a la brega: o bien se busca el máximo impacto realista, como en la trilogía de Bourne o en las nuevas de Bond o se sigue el camino opuesto, estilizando al máximo la violencia a base de cámaras lentas y demás, como en la icónica secuencia inical de "Matrix". "Watchmen" sigue los dictados de esta última, y realmente contiene luchas plásticas y emocionantes, por muy irreales que sean.

Estilización que se mata con lo increíblemente explícita que llega a ser la producción. Tripas, sesos, huesos rotos, machetazos y cubos y cubos de sangre puntean (o salpican) la película, llegando a saturar, de verdad.

En el paso de las constantes nueve viñetas por hoja a los veinticuatro fotogramas por segundo, el diseño de producción ha hecho un esfuerzo encomiable, y el mundo de "Watchmen", aunque adaptado a los gustos modernos y a la estética de Hollywood, se mantiene fiel a los dibujos de Dave Gibbons. Mucho se ha hablado sobre si el Dr. Manhattan irá o no irá desnudo por ahí. Pues sí, quede tranquilo el personal, que podrán ver la azul virilidad del superhéroe en todo su apogeo CGI.

Descontando al fallido Matthew Goode, el resto del reparto cumple con creces. Patrick Wilson es un Búho Nocturno muy sólido, pero tanto él como todos los demás son incapaces de superar al Roschach de Jackie Earle Haley que, al igual que en la obra impresa, roba toda escena en la que aparece. A pesar de pasarse toda la película con una hipnótica máscara puesta, los pocos minutos en los que se le ve la cara compensan de sobra, y los espectadores españoles nos quedaremos con la duda de cómo será su trabajo de voz, aunque lo normal es que en estos casos (como en "V de Vendetta") nos perdamos lo mejor del papel. Suyas son, de nuevo a imagen del original, las mejores escenas de la película. Aunque el relato de su transformación (momento álgido del cómic) está completamente vilipendiado, se compensa con su huida de la prisión.

En fin, un Zack Snyder (el visionario director de "300") un tanto decepcionante, pero que aún así monta una película (de la que de nuevo, con razón, Alan Moore no ha querido saber nada) que merece la pena ver. Recomendada para los que vigilan.
Comentar esta crítica/Ver los comentarios Puntuacion