Ficha

País

USA

Año

2005

Título original

Must love dogs

Duración

98min

Dirección

Gary David Golberg

Guión

Gary David Golberg, Claire Cook

Reparto

Diane Lane, John Cusack, Elizabeth Perkins, Chirstopher Plummer , Dermot Mulroney, Stockard Channing

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de ...Y que le gusten los perros
Autor: sensillo
Fecha: 23/09/2005.
Póster ...Y que le gusten los perros

...Y que le gusten los perros

Digerido por sensillo

Comedia romántica de corte un poco otoñal, que es como parece que se lleva ahora, a cargo de Diane Lane y John Cusack en sus papeles protagonistas. No sé de qué otra manera podría presentar una película de un género que se ha beneficiado de los últimos descubrimientos científicos sobre la clonación, y que desde hace tiempo delega en su pareja protagonista como única seña de identidad. La gente va a ver la última de Fulano y Mengana, dicho sea sin ninguna intención de ofender, y todos tan contentos. Claro que, en ocasiones, apetece ir al cine con una idea clara de lo que se va a encontrar, y no con el corazón en vilo temiendo que la última audacia experimental se tuerza y acabe con la humanidad tal y como la conocemos.

Narrada claramente desde la perspectiva de su protagonista femenina, interviene John Cusack por exigencia del guión, que necesita de una pareja tanto como las películas de Terence Hill y Bud Spencer. El espectador es obligado a implicarse emocionalmente con Diane Lane, que es quien desarrolla un papel activo, mientras que Cusack se limita a darle la réplica. Es, por lo tanto, una película obviamente dirigida a mujeres que me obligó, en un ejercicio de rigor profesional, a ordenar a mi viril cuerpo que empezara a segregar estrógenos para poder apreciar la cinta en su integridad.

Sarah es una maestra divorciada que sueña con rehacer su vida al lado de una nueva pareja, y a ello es empujada por su familia ,que resulta ser bastante entrometida. Jake se encuentra en las mismas circunstancias, excepto porque se dedica a construir canoas, la gente no se inmiscuye en su vida y chupa mucha menos cámara. Están hechos el uno para el otro, pero una serie de circunstancias y la intervención de terceras personas evitan que la unión se haga efectiva hasta el final de la película, y colorín colorado. Es una fórmula milagrosa con la que es muy difícil fallar, y con la que incluso “Los Serrano” consiguen mantener una audiencia fiel.

No escatima lugares comunes ni pone reparos a reproducir algunas situaciones poco verosímiles, cosa que irritará a más de uno que vaya buscando otra película y, misteriosamente, acabe viendo ésta. Pese a que la película no hable de un amor exaltado y adolescente, está claro que en su cosmogonía el amor se tiene que abrir paso y salir triunfante al final. Le pese a quien le pese. Si es que sólo faltaba que nos quisieran arrebatar también esa ficción.

Sin brillantez, pero rodada con soltura. A ratos entretiene y en otros momentos resulta un poco cargante. No tiene nada, en cualquier caso, que no hayamos visto ya, pero a alguien le apetecerá volver a verlo.

Recomendada a las que sueñan con un hombre que las sorprenda, pero no una película. Puntuacion