Ficha

País

USA

Año

2007

Título original

Zodiac

Duración

157min

Dirección

David Fincher

Guión

James Vanderbilt

Reparto

Mark Ruffalo, Jake Gyllenhaal, Robert Downey Jr., Anthony Edwards, Brian Cox, Chloë Sevigny, Elias Koteas

Enlaces

Externos

Críticas

por autor

por título

# A B C D E F G H
I J K L M N O P Q
R S T U V W X Y Z
Crítica de Zodiac
Autor: malabesta
Fecha: 18/05/2007.
Póster Zodiac

Zodiac

Digerido por malabesta

Con “Zodiac”, David Fincher se ha hecho mayor. Podría decirse incluso que es su mejor película, si fuese, claro, una película. Pero realmente la última producción del director de “Seven” está mucho más cerca del documental, o de los docudramas que tan de moda están en la televisión de pago, que de lo que tradicionalmente uno espera ver en un establecimiento que vende palomitas.

El caso del asesino del zodíaco, o Zodiac -como se llamaba a sí mismo- es una de las grandes historias policiales de Estados Unidos. En San Francisco, a finales de los sesenta, tras una serie de asesinatos aparentemente aleatorios, comienzan a llegar a periódicos y policías unas cartas firmadas por un tal Zodiac con un símbolo similar a un punto de mira. En ellas se relatan detalles de los crímenes, junto con una serie de criptogramas (la mayoría aún sin resolver) que supuestamente esconden la verdadera identidad del asesino. Tras numerosas de estas misivas, cinco homicidios confirmados y dos más en grado de tentativa, Zodiac desapareció, y nunca se ha llegado a descubrir a ciencia cierta su identidad.

Parece ser que Fincher era un niño de la época y la zona, y el caso de Zodiac tuvo cierta influencia sobre él. No es difícil imaginarse que el psicópata de “Seven”, al igual que otros imitadores petimetres como el de “Saw”, pueda ser una versión glorificada del verdadero asesino, más hollywoodiense, si se quiere. Tal vez porque ya haya purgado parte de sus memorias con la película protagonizada por Brad Pitt, el acercamiento que David Fincher hace en “Zodiac” a la figura del asesino es bastante más madura, mucho más interesante e indefinidamente más aburrida.

La película se centra en torno a cuatro personajes, todos reales. Paul Avery (Robert Downey Jr.) y Robert Graysmith (Jake Gyllenhaal) trabajan en el San Francisco Chronicle, periódico en el que se reciben parte de las cartas. Paul es el reportero estrella y Robert es el caricaturista, que poco a poco se irá obsesionando con el caso de Zodiac, hasta terminar escribiendo el libro sobre el que se basa la película. Los otros dos personajes centrales son David Toschi (Mark Ruffalo) y William Armstrong (Anthony Edwards), detectives encargados del caso y que acabarán consumidos por él.

El guión es poco más que una narración de los hechos y una descripción de la vida de los personajes, dejando de lado cualquier concesión que lo pueda alejar de la supuesta realidad. La reconstrucción de los años setenta parece que es excelente, aunque el que escribe tiene unos recuerdos más bien fetales para juzgarlo. Los diálogos y las exposiciones dominan la película, e incluso los asesinatos de Zodiac están rodados casi siempre desde el punto de vista de un posible testigo presencial, y de una manera comedida, sobre todo teniendo en cuenta que detrás de ellos está el hombre que nos hizo cogerle asco a los espagueti con tomate a toda una generación.

Curiosamente, y a pesar del afán por el realismo, los momentos realmente excepcionales de “Zodiac” son aquellos en los que Fincher se permite ciertos lujos y dramatiza más la acción; aunque la historia es más o menos conocida, el director es capaz de construir ciertas escenas de manera que se vuelvan tremendamente emocionantes e inquietantes, probando que tal y como enseña Nacho Vigalondo, en el cine son mucho más importantes las expectativas que uno crea que el desenlace de las mismas. Fuera de estas escenas le pasa un poco como a “Banderas de nuestros padres”, se pierde un poco en sí misma y en su afán documental, y se hace demasiado pesada. Unido además a sus casi tres horas de duración, por momentos se vuelve tediosa.

La meticulosa labor de investigación del guión está acompañada además tanto por el diseño de producción como por la fotografía, todos juntos en el empeño de dotar del mayor realismo posible a la película, hasta el más mínimo detalle. Para poner al espectador en situación, “Zodiac” abre con el chasquido propio de los discos de vinilo, para dar paso a unos créditos escritos a máquina. Este aire retro no se abandona en ningún momento, a pesar (o gracias) de que la película está rodada por completo en formato digital, y con no poca infografía.

Las actuaciones de los protagonistas en general son buenas. Salvo Jake Gyllenhaal, que como siempre tiene menos alma que un pescado muerto. Especialmente al lado de Robert Downey Jr., que además en “Zodiac” aparece incluso un poco sobreactuado, con lo que el contraste con Gyllenhaal es aún mayor.

En fin, una película interesante pero que se hace demasiado pesada. Especialmente para aquellos que engañados por el tráiler la vean esperando “Seven 2”, cuando realmente está mucho más cerca de “JFK”. Recomendada para amantes del canal Historia. Puntuacion