Publicidad

Concurso La Lista
Un calvo
Autor: P@j@rita
Fecha: 14/01/2004.

Un calvo

Un artículo de P@j@rita

Otro año más entramos en la recta final de los Oscars, tramo que siempre empieza con las nominaciones, acompañadas de los consabidos aplausos, abucheos, exclamaciones de sorpresas y alguna que otra pedorreta. Pero vayamos por partes.

Este año, la película que más aplausos ha escuchado es, sin duda, "ESDLA: EL retorno del Rey". No sólo se lleva las nominaciones más "oscuras", como maquillaje, efectos sonoros, comidas livianas y demás. Peter Jackson planta cara (de nuevo) en las grandes nominaciones: director, película, fotografía, en fin, así hasta once calvitos que se puede llevar. Claro que Peter Jackson es una de las pocas personas que pueden ir a la ceremonia con una carretilla sin perder un ápice de su glamour. Bueno, él, y Paco Martínez Soria.

Las pocas nominaciones que no están copadas por elfos y similares son las de actuación, que merecen mención especial. A mí personalmente se me escapa cómo han podido nominar a Sean Penn que, como dicen por ahí, su actuación en "Mystic River" recuerda vagamente a algún conocido actor con verruga. Sólo falta que salga fumando un puro, con gorra blanca, y se le vean los nudillos tatuados ("Love" y "Hate"). Si añadimos que ni Paul Bettany ni Russell Crowe están nominados, y que la sorpresa del día la ha dado J. Depp, que entra al carro del mejor actor protagonista por su Jack Sparrow. No voy a decir que no me haya gustado, porque sus maneras amaneradas le daban cierta gracia a la película, pero de ahí a que sea una buena actuación... hay un trecho.

Y no se puede hablar de unas nominaciones sin mencionar las pedorretas. Este año, aparte de la eterna pedorreta del cine español, sin premios por enésima vez (parece que si no va Almodóvar no lo gana nadie, y para eso, cuando tiene película, le tiene que dar el premio la Academia, que de aquí no lo llevamos). Otro que tal baila es Tom Cruise, cuyo samurai sólo aspira a uno de los grandes, el de mejor actor de reparto, al que está nominado Ken Watanabe. Personalmente, el único que le hará pie, a pesar de que su papel no deja lugar a los alardes, será Benicio del Toro, que ya está cogiendo confianza bajando las escaleras.

El otro gran desaparecido es "Big Fish", de Tim Burton, que ha levantado gran revuelo tras su estreno, incluido un extraño "recomendado a mayores de 13 años" por una "referencia sugerente" (sic); no obstante, Burton siempre lleva consigo ese halo de artista maldito que lo mantiene alejado del bright side de Hollywood. Claro que después de ver "El planeta de los simios" a mí me parece más un maldito artista.

Por supuesto, tendremos que esperar hasta el peculiar 29 de Febrero, para ver en que termina todo esto, y poder asistir a ese desfile de pajaritas y pajaritos que es la ceremonia de los Oscars. Allí estaré.