Publicidad

Concurso La Lista
Los dobladores doblados
Autor: Punicher
Fecha: 07/02/2004.

Los dobladores doblados

Un artículo de Punicher

De todos es sabido que el noble arte y oficio de doblador, o actor de doblaje, es cosa que requiere entrenamiento, estudio y enseñanza. No obstante, en nuestro país asistimos a un curioso efecto; poco a poco vemos como los puestos naturales de los mencionados dobladores se ven usurpados por actores, actorcillos, presentadores, cantantes, botijeros y famosos en general. Supongo que en parte emulando el ejemplo americano, país en el que desde hace tiempo, para doblar a personajes de animación, suelen escoger a famosos. Famosos Y actores. A la vez.

Pero como bien nos ha dejado claro Antonio Resines, aquí en España pensamos diferente, y hacemos cine diferente. Así que en lugar de poner a alguien que tenga una dicción moderadamente trabajada, pues las voces las pone el primero que pasa por allí. Siguiendo con esta línea de pensamiento diferencial que parece que nos define como auténticos españoles, rechace imitaciones, en DigeridoPor.com queremos sugerir otra serie de cambios que pueden extender esta filosofía, tan provechosa, a otros campos de la técnica y el saber. Así:

- Podríamos sustituir a la plantilla de Cardiología del 30% de nuestros hospitales por cantaores y palmeros. Si bien es cierto que por termino general el gitano con duende no se prodiga por las facultades de medicina, también lo es que tienen muchísima mas gracia y mucho más salero que cualquier médico, especialmente los dentistas. Así que las operaciones a corazón abierto ahora tendrán mucho ritmo y muchísima más chispa, manzanilla va, manzanilla viene. Incluso puede que se laven las manos antes de operar.

- Lo mismo se podría hacer con el cuerpo de Arquitectos. Cuánta más alegría nos daría cruzar por un hermoso puente levantado por escanciadores de sidra y/o fino, profesión con honda raíz hispana, en lugar de esos desarraigados arquitectos, que además seguro que se han ido a estudiar por ahí al extranjero, en lugar de permanecer luchando por las libertades aquí, a pie de bar.

- Y por supuesto, la Guardia Civil de Carretera y la Policía Urbana podría ser automáticamente sustituida por un número igual de pelotaris. Sería el fin de los atascos. No hay nada igual para convertir el tráfico en fluido como que un pelotari te dé una colleja. Probablemente hasta se te salte el airbag. Qué divertidos serían los atascos mañaneros, y qué despiertos llegaríamos a la oficina.

Pero no hay que quedarse ahí. El campo del intrusismo profesional es un rico vergel por el que las más prolijas imaginaciones pueden campear libres. Usted mismo tendrá divertidos cambios que sugerir. Fotógrafos por pintores callejeros de esos que usan tiza, controladores aéreos por locutores de fútbol argentinos, azafatas de vuelo por ex-presidiarios bigotudos, no se apure, aquí todo cuela.