Publicidad

Concurso La Lista
Y ahora la película
Autor: Reporter Duodeno
Fecha: 11/02/2004.

Y ahora la película

Un artículo de Reporter Duodeno

Grandes paradojas de la historia: "Afirma un cretense que todos los cretenses son unos mentirosos", "Me dice un pajarito que no hay pajaritos" y "Señora Ministra de Cultura: en su cara le digo que en España no hay liberrrrtad de exprrrresión". Pues vaya... Creía yo que el primer requisito para que en un país no hubiera libertad de expresión, era justamente la imposibilidad de denunciar la falta de libertad de expresión. Me pregunto que falta tan flagrante de libertad de expresión vivimos en España, si cada vez que aparece despistado un miembro del gobierno en cualquier acto, ya tenemos al muy oprimido actor de turno gritándole a la oreja que estamos en un país fascista sin liberrrrtad de exprrrresión. Agárrenme esa mosca por el rabo.

Les propongo así mismo otro juego. Piensen ustedes en todos esos maravillosos actores y cineastas que no se cansan de denunciar el estado de excepción fascista que vivimos en España. Oigan, es que da la casualidad de que son los mismos que están hasta en la sopa. Están en todas las películas, en todas las series, en todos los anuncios, acaparan todas las subvenciones... Se diría que en este país para triunfar en el mundo del faranduleo, no hay como poner verde al gobierno. Mano de santo. Ejemplo paradigmático, el de la presidenta de la Academia de Cine Español, Doña Mercedes Sampietro, que después de recibir el Premio Nacional de Cine 2003, de manos de la Ministra Pilar del Castillo, (que insisto para que no haya duda, es un premio que se concede bajo criterio del gobierno), tuvo el cuajo de decir que "en España vivimos la militarización del pensamiento. Si uno no piensa lo que se debe pensar, se le sitúa en el lado contrario". Esto, el mismo día que se le daba un premio nacional de cinematografía. Que le concedía el gobierno, repito. Espero que a mí también me vete así el ejecutivo. Seguro que esos 30.000 eurillos me hacían muchísima más falta que a Doña Mercedes.

La última genialidad de nuestros subvencionados artistas para denunciar este clima asfixiante en el que cualquiera puede llamar asesino al presidente del gobierno(Rossy de Palma dixit), y que no le pase nada, es hacer una película a la limón, entre todos los vetados que no paran de trabajar acaparando las subvenciones que gestiona el gobierno, titulada "Hay motivo". Y digo yo... teniendo en cuenta que como cineastas son bastante malos, y que a ellos lo que les gusta en realidad es hacer politiqueo ¿por qué no dejan el cine, se meten en un partido político, dejan de vivir de nuestro dinero y así quedamos contentos todos? Porque claro, en esta tónica habitual de considerarnos a los españoles tontos, dicen que no hacen campaña por ninguna agrupación, pero una película en la que se denuncia lo malísimamente que nos ha ido con este gobierno, no parece muy imparcial, digo yo. Para rematarlo, exigen que se programe en la Televisión antes del 14 de marzo, día de las elecciones generales, aunque eso sí, con toda la jeta del mundo, insisten en que no tienen ninguna motivación "electoral".

Y es que esto ya es lo último, la exigencia de la emisión. La cosa está bien planeada. Primero organizan un gran revuelo durante varias semanas denunciando la falta de liberrrrtad de exprrrresión. Luego exigen una cosa inmoral, ilícita e injusta, como es que TVE emita esta película, y como cae de cajón que la televisión pública no la emitirá, pues acto seguido montarán un gran escándalo sobre la verdad fundamental de que en España no hay libertad de expresión y de que a ellos los tienen totalmente sojuzgados. Y me explico: inmoral, porque en plena campaña electoral, es una vergüenza que un partido cuente con una ayuda suplementaria tan fuerte como una película que incluye todas sus denuncias, atacando claramente a otro partido. Es como comprar al árbitro, vamos; Ilícita, porque seguro que en la ley electoral hay algún artículo que prohíbe estas prácticas macarrónicas, y por último injusta, porque no veo yo que derecho tienen ellos sobre otros colectivos nacionales a dar su opinión sobre la marcha del país en la televisión pública.

Seguro que los autónomos también querrían una horita y media. O los empresarios, o los médicos, o los sexadores de pollos, o las amas de casa. Todos tenemos una opinión sobre el gobierno, y todos tenemos el mismo derecho a expresar esa opinión, cosa que se hace en las urnas. Aunque ellos crean que tienen bonus divinos, como demuestran un día sí, y otro día también. La repanocha. Sólo recordarles que ellos viven de los impuestos de muchos votantes de partidos diferentes a los que apoyan, y que ya está bien. En definitiva ¿qué hemos hecho los españoles para merecer esto?