Publicidad

Concurso La Lista
Las mujeres y los niños primero
Autor: Punicher
Fecha: 28/02/2005.

Las mujeres y los niños primero

Un artículo de Punicher

Muchos habrán recordado las famosas palabras, dichas por muchos náufragos a punto de serlo mientras abandonaban el barco que se hunde. Algo así es lo que pasa estos días en la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, pues el número de espectadores que acuden a las salas de cine a ver productos españoles no es lo único que parece que se hunde estos días.

La salida apresurada de los hermanos Almodóvar por sus discrepancias con los hermanos Dalton, que parecen ser los que dirigen la Academia, en lugar de Mercedes Sampietro, ha disparado las declaraciones y los posicionamientos dispares dentro del seno de la institución. A pesar de que la supuesta causa de la espantada es que Pedro y Alejandro no están de acuerdo con el sistema de votaciones de los Goya (que por cierto, es el mismo que el de los Oscar, premios con los que Almodóvar está más que contento). Curiosamente este desacuerdo nace cuando su película "La mala educación" ha sido vapuleada en la última edición de los premios. Pero los desaires a Almodóvar vienen de lejos; sólo hay que recordar que, en un alarde de visión estratégica y comercial digno del hombre que cambió Manhattan por un rebaño de cabras, la Academia seleccionó a "Los lunes al sol" para optar al Oscar a la mejor película extranjera, en lugar de la posteriormente premiada "Hable con ella". Intuyo que tras la última humillación, los Almodóvar entonarían el "nunca máis" (que ya se lo sabían), y se fueron. La maniobra les ha salido bien: su popularidad se ha disparado (han salido hasta en el NY Times), la Academia se divide a su entorno y la misma presidenta ha intentado un acercamiento a los hermanos.

Claro que muchos otros han corrido peor suerte que ellos. El mismo Garci, oscarizado y odiado como pocos en el organismo, la abandonó en el 99. Tras que se vertieran sobre él falsas acusaciones de haber comprado votos para "El abuelo", la Academia se "olvidó" de publicar el informe en el que, investigación interna mediante, se le exculpaba. Naturalmente harto, dejó el organismo.

A estas voces se suma la de Berlanga; dice que si el pudiera, también dejaría la academia. Claro que al ser sólo el fundador y el presidente de honor, lo tiene complicado. Esta claro que esta Academia es como el senado romano. En cuanto te das la vuelta un bruto te apuñala, o lo que es peor, a alguien se le cae el jabón y "te ponen mirando pa Cuenca", que dirían los populares cómicos.

De todas maneras, esto no es lo que más debería preocupar a los académicos. Por cada uno que se da de baja, probablemente surjan siete más. Lo que es realmente preocupante son los que empiezan a quejarse de lo que se ha empezado a llamar "el cine único". Todos los cineastas españoles parecen cortados con el mismo patrón ideológico, artístico o político. Los que se salen de la escala, por encima y por debajo, son inminentemente eliminados por todos los medios. También es lamentable el posicionamiento de la Academia con los más oscuros procederes de la SGAE: el discurso de Mercedes Sampietro en la noche de los premios, en cuanto tocó el tema de la piratería, poco menos que reaccionario. En todo caso, esto es sólo el principio... cosas veredes...