Publicidad

Concurso La Lista
Vivir para ver
Autor: Punicher
Fecha: 21/10/2005.

Vivir para ver

Un artículo de Punicher

Numerosas veces nos hemos quejado ya desde esta página de la calamitosa situación del cine español, bien debido a la carencia de talento, bien a la política subvencionista de "coge el dinero y corre" que tenemos por aquí. He de decir que sospecho que estábamos equivocados. La verdad es que el cine español debe ir así de mal porque está plagado de lo que en otros países se conoce como retardeds.

Si no me creen, échenle un ojo a este artículo de El País, que aunque la versión completa es de pago, sólo el resumen ya llega para que a uno se le aflojen los calcetines. Resulta que Tosar, abanderado del puño alzado, la pancarta, el banderín y la banderola, que se ha presentado a unas elecciones dentro de la lista de un partido nacionalista de izquierdas como es el BNG, que ha participado en cuanta propaganda se le ha puesto por delante ("Hay motivo" o "Hai que botalos", con objetivo en el PP nacional y gallego, respectivamente) ahora resulta que está cansado de que lo vean como a un actor comprometido, de cine social. Manda huevos, si se me permite la expresión. Será que ahora ya no hay injusticias sociales, ni guerras ni nada; la verdad es que ya me quedo más tranquilo.

Pero no es sólo eso, no. Es que además, el tío, que era más antiamericano que Castro y Mao juntos, ahora resulta que para desentenderse de esa imagen de comprometido, se mete en una producción de Michael Mann. Coprotagonizada por Jamie Foxx. A hacer de narco hispano. Desde luego, original es.

Si semejante vendida y bajada de orejas (y de otras cosas con cinturón, también) no fuese suficiente lamentable, atención a la película: "Miami Vice". Promete, promete. Pero eso no basta, no señor, resulta que su personaje se llama Arcángel de Jesús Montoya (no bromeo, no bromeo), que por el nombre debe de ser más ridículo que los payasos de Micolor. Y como no, ayudando a perpetuar cuanto arquetipo hay de los hispanos (grupo en el que nos incluimos los españoles, no se crean, que el spanish americano tanto sirve como para hispanohablantes sudamericanos, centroamericanos, mejicanos o españoles), es decir, el delincuente cristiano e inculto. Como eran ya pocos los actores que habían pasado por esa puerta: Banderas, Moyá, Bardem (que debe ser como el mentor de Tosar), incluso relajando un poco el término de delincuente, Penélope Cruz o Paz Vega. Parece que el único que ha cruzado el charco con un poco de dignidad ha sido Fernando Rey (que interpretó a un francés en "French Connection", que muy digno, muy digno tampoco es que sea).

Miami ViceDirán ustedes que al fin y al cabo todos ellos hablan español, así que este tipo de papeles son los suyos propios. Y un cuerno. No veo yo que Mónica Belucci interprete siempre a una pobre inmigrante italiana que llega al puerto de Nueva York, o Chow Yun Fat de repartidor de comida china. En fin, será que como decía la madre de Forrest Gump, tonto es el que hace tonterías.

Y si a ustedes aún les parece que participar en "Miami Vice" haciendo de narcotraficante en un papel notablemente secundario no es suficientemente denigrante, échenle una ojeada al peinado de Collin Farrell. Miedo me da.