Publicidad

Concurso La Lista
Richard Fleischer
Autor: Blaue Engel
Fecha: 15/04/2006.

Richard Fleischer

Un artículo de Blaue Engel

Todo aquel que haya visto alguna película de Richard Fleischer, por muchos años que pasaran desde entonces, guardará sin duda la impresión producida por una escena genial, o la del conjunto de la película, que podría calificarse de casi perfecto.

Richard Fleischer, neoyorkino de nacimiento, dejó en todas sus producciones, incluso en aquellas muy inferiores a sus merecimientos, como las que realizó en sus últimos años de director, la impronta de un hombre de cine que sabía transmitir emociones y atmósferas, en cualquiera de los ambientes en los que desarrollara sus argumentos.

Richard Fleischer, pertenece a la saga de directores norteamericanos que pasarán a la historia por muchos de los títulos que fueron hitos en la cinematografía mundial y que legó a los amantes del cine.

Ganador de un Oscar por “Desing for death” (1967) y nominado al Globo de Oro por la comedia “The happy Time” (1952), entre otros galardones, cerca de medio centenar de películas sembraron su ruta de cineasta desde que comenzó a mediados de los cuarenta, hasta que abandonó el cine a mediados de los 80.

Sus comienzos como estudiante de psicología, no fueron obstáculos para seguir de manera definitiva los pasos de su padre Max Fleischer, prestigioso montador que dejó en los anales cinematográficos inolvidables episodios de ídolos del mundo del dibujo como la pizpireta Betty Boop o el famosísimo comedor de espinacas Popeye.

Con la vocación a flor de espíritu, nuestro director se entregó de lleno al estudio de la interpretación en la Universidad de Yale, y una vez licenciado, tras participar en obras teatrales y entrar en la RKO, rodó varios cortos hasta 1946 en que dirige su primer largometraje, llave que le abre las puertas del cine grande. Desde entonces, los más grandes actores y actrices, e ídolos del público, trabajan para él. Desde Orson Welles (“Impulso criminal” 1959) a Charlton Heston (“Cuando el destino nos alcance” 1972), pasando por Kirk Douglas, James Mason, Raquel Weich, Lee Remick, Peter Ustinov, Mia Farrow, Janet Leigh, Anthony Quinn, Dennis Quaid y Michael Caine, o ídolos del público como el propio Schwarzenegger, amen de otros muchos que como en el caso de sus títulos sería prolijo enumerar.

Entre sus grandes obras destacan por derecho propio “20.000 leguas de viaje submarino” (1954), “La muchacha del trapecio rojo” (1955), “Los vikingos” (1958), “Barrabás” (1962), “Viaje alucinante” (1966) “¡Tora, tora!” (1970) o “Terror ciego” (1971).

Mucho podría decirse de este hombre cuya brillante trayectoria se sitúa en unas épocas en las que el cine brindaba buenos argumentos, buenos guiones, y una factura acabada que atraía de manera especial al espectador.

Abordó todos los temas y ahondó en todas las problemáticas, y todo lo hizo bien. Ahora nos ha dejado no sin antes decirnos como es el buen cine, el cine con mayúsculas, el cine inolvidable como “El estrangulador de Boston” con un Tony Curtis insuperable, o “El estrangulador de Rillington Place” verdadero regalo para actores de la categoría de Richard Attenborough y John Hurt.

Richard Fleischer, nació el 8 de diciembre en Nueva Cork (Estados Unidos).

Falleció a los 89 años de edad, el 25 de marzo de 2006.