Publicidad

Concurso La Lista
June Allyson
Autor: Blaue Engel
Fecha: 13/07/2006.

June Allyson

Un artículo de Blaue Engel

En realidad se llamaba Ella Geisman, pero hizo famoso en el mundo entero el nombre de June Allyson.

Actriz de cine clásico por excelencia, durante las décadas 40 y 50 sus interpretaciones en la pantalla eran admiradas por todos los espectadores, porque June Allyson era tan perfecta llorando como riendo.

Cosmopolita por naturaleza, había venido al mundo en el barrio del Bronx, Nueva York, capital del mundo y lugar donde se aprende a luchar, a perder y a ganar, según la fuerza de uno mismo y las aspiraciones que lo alienten. June Allyson fue alumna aplicada desde muy niña.

Nacida en un hogar sin demasiados posibles económicos, tuvo que sufrir el divorcio de sus padres y un gravísimo accidente que a sus 8 años pudo dejarla paralítica, aunque por fortuna para ella y para los aficionados al buen cine pudo recuperarse. Pero antes de eso, tuvieron que pasar tres años recibiendo rehabilitación hasta lograr poder valerse por sí misma.

Pero June no perdió el tiempo, porque mientras iba de hospital en hospital fortaleciendo su cuerpo y su espíritu, se adentró en el mundo de la natación y de la danza. Y ésta última le facilitó su entrada en Broadway, interviniendo en diferentes musicales hasta recalar en la fábrica de los sueños: Hollywood. Y allí, a los 26 años ya interpretó su primera película, un musical, cuya figura principal era la gran Lucille Ball. Seguidamente fue contratada por la Metro Goldwyn Mayer, y es a partir de ese momento cuando su carrera empieza a ser meteórica hasta alcanzar un estatus de privilegio como actriz y como estrella.

June Allyson, llenó la pantalla durante muchos años alegrándonos la vida con sus musicales, pero también conmoviéndonos con personajes cálidos y dramáticos que llegaban directamente al corazón y hacían que de los ojos nos resbalaran las lágrimas.

Muchas son las interpretaciones que nos dejó como recuerdo de su talento y de esa simpatía inacabable que trascendía su sonrisa. Con su melena corta y rizada, a veces con flequillo y otras, despejada la amplia y alta frente; con su dentadura blanca y su aspecto limpio y siempre juvenil, sensible y buena, sabía captar al espectador seguro de que su nombre en una película era garantía de calidad.

Pero sus momentos cumbres en el cine, sus auténticos éxitos imperecederos están seguramente en tres títulos inolvidables: “Los tres mosqueteros” (1948) de George Sidney, "Mujercitas" (1949) de Mervyn LeRoy, y "Música y lágrimas" (1954) de Anthony Mann, con James Stewart. En esa película que narra la historia de Glenn Miller de forma genuinamente americana, amable y tierna, y con un maravilloso jazz en primer plano, June logró una interpretación magistral.

En el capítulo de su vida privada hay que decir que contrajo matrimonio con el actor Dick Powell en 1945 con quien rodó dos películas. Dick era otro gran actor, cuyo recuerdo todavía permanece en la memoria de los amantes del celuloide. Fue un matrimonio feliz hasta que 1963, año en que él falleció víctima de un cáncer. Luego, se casaría dos veces mas. La primera con Glenn Maxwell, matrimonio que solo duró unos meses. Y en 1973, con David Ashrow que se convirtió en su tercer y último marido.

En su haber como actriz, entre otros muchos premios, en 1951 ganó el Globo de Oro por su interpretación en la comedia “Demasiado joven para besar”.

Trabajó con lo mejor de los actores de la Meca del Cine, y fue dirigida por verdaderos maestros como Jean Negulesco, John Sturges, Richard Thorpe, Robert Wise, Douglas Sirk, Henry Koster, George Sydney y Sam Wood.

Después de ser una de las primeras, sus últimas apariciones artísticas tuvieron lugar en la pequeña pantalla, auténtico cementerio de elefantes.

Pero sus estupendas películas siguen ahí.

Ella Geisman (June Allyson), nació el 7 de octubre de 1917, en el barrio del Bronx, Nueva York, Estados Unidos. A los 89 años de edad, dejó de existir el 8 de julio de 2006, en Ojai, Los Ángeles, Estados Unidos.